Comenzando

Si nos adaptamos a un protocolo, ya están trazados los pasos por adelantado. Pero si bien puede ser de utilidad porque estos pasos estarán basado en el conocimiento y la experiencia, en algún momento, con la práctica, se irán diluyendo en un estado de presencia del que emana, en cada momento, la acción adecuada, siempre que el facilitador, haya desarrollado la observación personal y la crítica necesarias para ser capaz de fluir con lo que significa estar presente en cada instante.

Imagen

Las propuestas que en este blog se van a ir compartiendo sólo son eso, posibles modos de comenzar, que desde la experiencia compartida por la comunidad craneosacral y desde la mía propia, suelen ser las más habituales. Esto no quiere decir que si te sientes motivado a empezar desde cualquier otra zona o de cualquier otra manera no sea apropiada. Más bien ocurre todo lo contrario, pues esa forma será el fruto de las circunstancias, de la interacción entre ambos y del instante en el que cada uno de nosotros nos encontremos. A mi entender ése es el verdadero camino.
El toque justo, la escucha apropiada, la palabra en su momento, el silencio inmaculado. Todo ello surge de la experiencia, y, aún más allá, está el soltar, el actuar sin acción, el permitir, aunque sólo sea por un instante, no ya que se exprese lo mejor de ti mismo, sino que, incluso, ese yo se desvanezca para que se exprese el Aliento de la Vida.

¿Cómo estás? Bien… ¿O quieres que te cuente?
La primera conversación que uno mantiene con un conocido al que no ve desde hace tiempo suele ser más bien superficial al principio: hola ¿cómo estás?, ¿Y la familia, qué tal? ¡Vaya frío o calor que está haciendo!… Si las circunstancias son las apropiadas y los dos se sienten a gusto, se genera la posibilidad de entrar en una conversación algo más profunda en la que quizá se empiece a compartir cosas íntimas no demasiado delicadas. Si percibe empatía y aceptación, es posible que uno se abra por dentro y comparta con el otro hasta donde se sienta capaz de compartir y hasta donde sienta que el otro es capaz de acoger.
De manera similar sucede en la terapia craneosacral: puedes colocar las manos en el paso 1 del protocolo o donde te parezca más apropiado y empezar a trabajar con lo primero que se presente. Seguro que tirando de ese hilo se podrán tratar diferentes aspectos que surtirán mejoría en alguna medida, aunque lo más probable es que sea una conversación poco profunda.
Es conveniente ofrecer la oportunidad al cliente de permanecer cómodo y más o menos relajado por unos instantes, mientras el facilitador permanecerá sereno, escuchando, percibiendo y acogiendo lo que se vaya manifestando, pero sin decantarse, de momento, hacia nada en particular. Tan sólo, intentará promover el que se pueda mostrar tanto la superficie como la profundidad de aquello que el cliente desee compartir; incluso, ofreciéndole la ocasión, de que pueda surgir lo que realmente se encuentra presente en este momento. Quizá sea eso mismo lo que le había llevado a la consulta o quizá surja algo totalmente inesperado.
Si asumimos ese primer momento de escucha no enfocada en nada concreto, con un amplio campo perceptual, se podrán manifestar las prioridades del organismo. Éstas comenzarán a expresar el plan de tratamiento inherente. Y, poco a poco, una vez reconocidas todas esas voces, todos esos síntomas, tensiones o movimientos pasarán a un segundo plano. De esta manera, se irá mostrando con claridad cuál es la prioridad en ese momento presente, que no necesariamente es la que le parece apropiada al terapeuta, ni siquiera al cliente, sino que será, más bien, una interacción mutua, un diálogo compartido entre ambos a todos los niveles de expresión, en los que ambos se sientan dispuestos a escuchar y acoger.
¿Te animas a probarlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s